Estás leyendo
La inteligencia artificial de Google aún no se puede usar en Europa y puede que los datos personales tengan algo que ver

La inteligencia artificial de Google aún no se puede usar en Europa y puede que los datos personales tengan algo que ver

Foto: celiaosk vía Getty Images

Bard, la competencia de Chat GPT, empezó a mediados de marzo a aceptar a usuarios a través de lista de espera, eliminada la semana pasada en la mayoría de países

Los motores de inteligencia artificial generativa son el símbolo más claro de esta emergencia sin precedentes de la inteligencia artificial. Chat GPT de Open AI, que tiene en Microsoft a un inversor y socio, fue la primera en salir a la luz y la más conocida de todas. Pero ahora llegó el momento de Bard, anunciada en el evento anual Google I/O de la semana pasada, en el que, junto a esta tecnología, se anunciaron proyectos en los que trabaja el gigante.

Según TechTarget, empresa estadounidense de marketing, Bard está disponible en 180 países, entre los que se incluyen Reino Unido y Estados Unidos. En este último país ya se puede acceder con una cuenta de Google y solamente está disponible para mayores de 18 años, una de las razones por las que Italia —que ya levantó la medida— prohibió en su momento Chat GPT.

Bard utiliza un modelo de lenguaje distinto al de la aplicación de Open AI, llamado LaMDA. Con características conversacionales, los diálogos tienen un matiz fluido que da naturalidad y originalidad al contenido. Otra de las características importantes de esta IA que entra fuerte a la carrera es que el software está pensado para integrarse con el buscador, dando acceso con un botón de “Google It”, según informó la BBC.

Sin embargo, a pesar de que está disponible en la mayoría del orbe, el chatbot de la compañía con sede en Mountain View, California, no está disponible para los países de la Unión Europea.

Las posibles razones

Europa es el continente con las leyes más rígidas respecto a la protección de la privacidad de los particulares y empresas, lo que hace posible que esta sea la razón por la cual Bard todavía no puede utilizarse en su territorio.

Leer también

El Reglamento General de Protección de Datos de la UE regula desde sitios webs, formularios de contacto hasta todo lo que tenga que ver con datos personales y el lucro abusivo como consecuencia. De hecho, la institución un referente para el Garante para la Protección de Datos Personales de Italia, el mismo organismo que se quejó a Open AI cuando se detuvo el uso de Chat GPT en el país.

Además, la semana pasada el Parlamento Europeo acordó más obligaciones para la inteligencia artificial generativa, entre las que se incluyen la prohibición de la identificación biométrica en lugares públicos, los sistemas predictivos con análisis de perfiles e historial criminal (algo que hasta el momento solo se ha visto en películas como Minority Report) o el uso abusivo que puede darse a las cámaras de vigilancia a través de la IA, entre otras particularidades. El texto salió adelante gracias a 84 votos a favor, 7 en contra y 12 abstenciones de los europarlamentarios.

De momento, es probable que el chatbot de Google no llegue a Europa hasta que sus especificaciones técnicas y la forma en que aprende y recopila datos se acoplen a las leyes locales.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba