Estás leyendo
Cinco mitos sobre los programadores

Cinco mitos sobre los programadores

Mucho se dice sobre el mundo laboral IT, sobre lo que implica, dónde se estudia, cuánto ganan, y cómo es el día a día de la profesión. Nearsure, empresa de outsourcing que se dedica a vincular talento IT latinoamericano con empresas de Estados Unidos, consultó a sus diferentes programadores acerca de los mitos más repetidos sobre la profesión.

1. Pueden arreglar computadoras, impresoras… y hackear un banco. Un programador es un profesional que se encarga de que un software realice determinadas tareas. Ingeniero de software, desarrollador web, desarrollador de aplicaciones son los trabajos tradicionales cuando se piensa en profesionales con habilidades de programación. Pero las opciones son muchas más: diseñador de UX, científico de datos, gerente de marketing, analista de inteligencia comercial, especialista en control de calidad y gerente de producto, por nombrar solo algunos.

Sin embargo, una pregunta muy usual a los programadores y programadoras es si saben arreglar computadoras, impresoras, desbloquear celulares o, incluso, si saben hackear complejos sistemas de seguridad. “A veces piensan que, si quisiéramos, podemos hackear a un banco en una noche de mucho código y café”, comentó uno de los programadores consultado.

2. Brillantes en matemática. Si bien la programación y la matemática tienen una relación muy cercana, también es cierto que no es necesario ser un experto en matemáticas para desempeñarse en el oficio. Sin embargo, la gente asume muy rápido que son expertos en el área. “Tiene una matriz común, porque muchos de los patrones y buenas prácticas que se aprenden desde el principio y se aplican desde hace años están bien fundamentados en estos valores de matemática, pero con sólo entenderlos es suficiente para programar algoritmos performantes y sin mayores complicaciones. Es decir, no hace falta ser un Einstein ni reinventar la rueda”, señalaron desde Nearsure.

3. Tienen salarios muy altos. En realidad, cambia mucho según la experiencia del programador o programadora, pero es cierto que es una industria con altos salarios. Esto no solo se debe a una alta demanda de programadores en empresas locales, sino también a la demanda extranjera: responde al modelo de negocio nearshore outsourcing, en el cual las empresas de países como Estados Unidos se asocian con organizaciones de países cercanos, como los de América Latina, para establecer equipos de trabajo con talento local. Tal es el caso de Nearsure.

4. Personas introvertidas, fans de Star Wars y el Cosplay. Otra de las cosas que se asume muy rápido respecto de los programadores, es su perfil de consumos culturales: “Hay un estereotipo medio de película, de que a todos nos gusta Star Wars, o somos muy fans del animé, y por lo general… Cada persona es un mundo, no existe un algo que nos guste a todos los programadores, es más una idea que se formó”, indica una de las programadoras consultada.

Leer también

5. Es más fácil para varones. Quiero desmitificar que es una carrera para varones. Es cierto que hay más varones que mujeres en el rubro, pero eso tiene que ver con los roles asignados que tenemos inconscientes, no con las capacidades”, aclara Giuliana Corbo, CEO de Nearsure.

Como sucede con muchísimas carreras, y de forma preocupante en el mundo IT y de las ingenierías en general, se asume a menudo que es una profesión masculina. “Si bien es cierto que, en proporción, hay más varones que mujeres trabajando en el rubro, eso tiene que ver con los roles asignados que tenemos inconscientes, y no con las capacidades” explica Giuliana. “En el mundo de la tecnología, reconocer el sesgo de género es el primer paso para abordar el problema. Las empresas deben analizar detenidamente sus propias ideas preconcebidas y diseñar planes para combatirlas”, agrega.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba