Estás leyendo
La fusión de los dos laboratorios de Google para impulsar la investigación de la IA

La fusión de los dos laboratorios de Google para impulsar la investigación de la IA

Foto: 400tmax vía Getty Images

Diferenciándose de la empresa Open AI, el gigante tecnológico combina sus laboratorios con el fin de no quedarse atrás

Si se trata de innovar, Google suele diferenciarse rápidamente de sus competidores para mantener su hegemonía en la industria tecnológica. Poniéndose al frente de Open AI, responsable de Chat GPT y Dall-E2 y cuyo accionista es Microsoft, se plantea codearse como siempre con los más grandes. Mientras este incluyó las herramientas IA en el buscador Bing o el clásico paquete Office, Google hizo su propio bot conversacional que se lanzó al público en marzo de este año.

Por ello, la empresa más importante del sector de Internet, con sede en Mountain View, anunció hace unos días que sus laboratorios se fusionarían para crear uno nuevo llamado Google DeepMind, resultado de Brain, una rama de Google Research, y el mismo DeepMind.

DeepMind, ya lleva un tiempo en funcionamiento y en su momento se habló bastante de ella cuando sus motores de IA fueron capaces de averiguar la estructura de todas las proteínas conocidas y —en un campo totalmente distinto—ganar a campeones del juego de Go. Si bien se fundó hace trece años, casi cinco años después Google lo compró por más de 500 millones de dólares, aunque no había vendido ningún producto.

Una unión que mejorara los productos y servicios de Google

Google Brain es un laboratorio que investiga la IA de aprendizaje profundo, un área que busca el estudio y la generación de sistemas de cómputo —o la interacción de varios elementos que interactúan— que tienen el aprendizaje a partir de la experiencia como parámetro principal.

Responsable de TensorFlow, una plataforma de aprendizaje automático opensource, este equipo investigativo ha impulsado varias iniciativas relacionadas con la computación numérica y las redes neuronales. Todas estas tienen un vínculo directo con el desarrollo de la IA generativa, entre ellos, el mismo Chat GPT.

Leer también

Por otro lado, la compañía, que se hizo conocida por su buscador o el servicio de Gmail, usaba las tecnologías de la filial británica DeepMind para los autos autónomos o la integración con Maps o Android. Su objetivo no era el lucro, sino la colaboración, a la vez que era un laboratorio bastante independiente. Pero con su obtención por parte de Google la situación cambió y sus metas fueron alineadas con las de la empresa.

Los equipos de ambos laboratorios ya están colaborando, según CafeTech de Francia, hace unas semanas. El desarrollo de Gemini, un gran modelo de lenguaje, tiene en su gran competidor al a versión GPT-4 del famoso chatbot, además que busca mejorar la IA de Google, Bard, que últimamente ha sido criticada por no tener calidad suficiente, incluso desde dentro de las propias filas del gigante de la tecnología.

De modo que los recursos económicos de la compañía se pondrán al servicio del desarrollo de la inteligencia artificial con la unión de estos dos laboratorios de investigación. Sundar Pichai, CEO de esta, ha afirmado que se han mezclado todos los talentos de los equipos respectivos de estos dos laboratorios para dar vida a “la próxima generación de nuestros productos y servicios”, de acuerdo a la cita del portal CafeTech . La idea es que la inteligencia artificial generativa forme parte de la oferta que entregan.

View Comment (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba