Estás leyendo
Expertos de la Universidad de la Frontera enfrentan la marea roja con ayuda de la IA

Expertos de la Universidad de la Frontera enfrentan la marea roja con ayuda de la IA

Foto: Dr John A Horsfall vía Getty Images

En una iniciativa compuesta por expertos provenientes de Japón y Chile, se utiliza la inteligencia artificial para detener la proliferación de algas no deseadas que producen la marea roja

La IA goza de múltiples aplicaciones, ya sea si se trata de la vida cotidiana, el funcionamiento de la sociedad o los medios de comunicación, entre muchas otras áreas que se están viendo afectadas con su masificación. Algunas de estas también pueden contribuir a mejorar nuestra vida y algunos procesos ambientales que causan impacto tanto en el entorno como en la salud, como es el caso de la marea roja.

Es el caso de una iniciativa que llevan a cabo expertos de la Universidad de la Frontera (UFRO), la cual intentará resolver este problema que ha generado cuantiosas pérdidas económicas, además de empleos que han sentido el embate de este tipo de marea. Su aparición, la última de cuyos brotes se vivió en 2016, es capaz de afectar la producción que se da en el mar, ya sea de salmones o mejillones.

Según informa emol.com, el fenómeno solía darse mayormente en el sur de Chile, pero últimamente este tipo de marea ha estado afectando también al centro de la costa, debido, con mucha probabilidad, al efecto del cambio climático.

Colaboración para lograr un método útil

Por ello, en el año 2018 Milko Jorquera, el encargado de los expertos japoneses y chilenos e investigador de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UFRO, empezaron un proyecto que perseguía prever cuándo harían aparición nuevos brotes de marea roja, susceptible de afectar a la salud de la población, pasando a llamarse FAN (Floraciones de Algas Nocivas), un evento impredecible, según los expertos.

Esto por medio de un secuenciamiento de alto rendimiento de la información genética, método en el que la inteligencia artificial tiene un rol preponderante, pues es capaz de interpretar los datos genéticos y buscar las causas, además de correlaciones que entregan más información a partir del examen microscópico de las muestras.

Leer también

Denominado Monitoreo de Algas en Chile (MACH), este proyecto tiene el apoyo financiero del Programa Asociativo de Investigación en Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sustentable (Satreps), perteneciente al Gobierno de Japón, además de instituciones públicas locales como Subpesca, Sernapesca y el Ministerio de salud, y privadas, como Intesal e Intemit.

Compuesto por un consorcio de universidades japonesas y chilenas, entre ellas, la misma UFRO, la U de Antofagasta, la de U de los Lagos y el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y, por parte de las instituciones japonesas, el Instituto Pesquero de Japón, la U de Okayama y la U de Hiroshima, en los últimos cinco años han logrado grandes avances.

Luego de analizar alrededor de 3 mil muestras en las costas chilenas, el proyecto  dio vida a tres modelos nutridos con esta información genética disponible e instalados en los servidores del IFOP para evaluar sus versiones beta. Por ahora, se busca potenciarlos y que se vuelvan más precisos en sus predicciones. Con ello, se busca que dichas herramientas puedan ser útiles para académicos, empresas y privados.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba