IA da vida a películas que varían en tiempo real según las emociones de los espectadores

En un emocionante paso hacia el futuro del entretenimiento, un equipo de investigadores de Pamplona y la Universidad de Navarra ha dado vida a una inteligencia artificial que está revolucionando la forma en que experimentamos el cine.

La inteligencia artificial está cambiando todas las industrias, incluida la audiovisual. La huelga de actores y guionistas que tiene a Hollywood en vilo ha llamado la atención del mundo sobre cómo el universo del cine y la televisión están cambiando con el influjo de esta tecnología.

Teniendo como base los estudios de un equipo de investigadores universidades españolas, ahora la IA permite que las películas cambien de rumbo en tiempo real, adaptándose a las emociones y reacciones del espectador mientras las ve, según informa La Vanguardia.

“La inteligencia artificial (IA) que hemos desarrollado lo consigue. Si el sistema detecta que no te estás riendo en una película que, supuestamente, es cómica, analizará tus redes sociales y otros datos para conseguir hacerte reír y la película cambiará de dirección narrativa automáticamente”, afirma Carlos Fernández de Vigo, director de Emotional Films, al medio español. Este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración entre Emotional Films y los estudios navarros de cine de animación y videojuegos Dr. Platypus & Ms. Wombat.

En una era en la que la IA ya es parte integral de nuestra vida cotidiana, su llegada está generando una disrupción tecnológica significativa en diversos campos y mercados. Fernández de Vigo destaca que esta tecnología está transformando no solo la industria cultural, sino también cualquier actividad humana en la que esté involucrada la interacción con el mundo. “La gente no es consciente de todo lo que se viene. Se habla de ChatGPT y de los generadores de imágenes, pero todo eso se queda corto, es solo la punta del iceberg”, enfatiza.

Un proceso dinámico

El proceso detrás de esta innovadora experiencia cinematográfica es complejo y sorprendente. Después de cinco años de trabajo y con la colaboración de más de cuarenta investigadores, se ha llegado al punto de desarrollar películas que se adaptan en tiempo real a las emociones del espectador. A través de una red de diez modelos de IA interconectados, los films evolucionan y se ajustan continuamente para proporcionar una experiencia única en cada visualización.

Para lograr esto, la IA se entrena con una base de datos diversa de imágenes de personas expresando diferentes emociones. Mikel Galar, director técnico y responsable de Emotional Films en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), explica que se ha dedicado un esfuerzo significativo para crear una base de datos libre de sesgos, asegurando que la IA sea efectiva para cualquier espectador, sin importar su origen o características.

Sin embargo, la verdadera magia sucede cuando el espectador se involucra con la tecnología. La experiencia se personaliza utilizando una variedad de parámetros. No solo se toman en cuenta las emociones del espectador, sino que también su localización geográfica, su género y edad, el contexto social en el que se encuentra e incluso detalles como el clima y la hora del día. Esta información se combina para crear una experiencia cinematográfica única y altamente personalizada, que hace de las películas una creación hecha exclusivamente para que el espectador las disfrute.

Leer también

Elementos para un nuevo debate sobre la IA

Aunque esta tecnología promete una experiencia de cine totalmente nueva, es importante destacar que no pretende reemplazar al cine tradicional. Carlos Fernández de Vigo subraya que Emotional Films ofrece una propuesta alternativa de entretenimiento y una forma innovadora de crear una conexión más profunda entre el espectador y la obra cinematográfica.

Los guionistas, directores y productores deberán adaptarse a los cambios que la IA introduce en el proceso creativo, pero esta transformación no busca suprimir la creatividad humana, sino enriquecerla. En última instancia, dar vida a películas que evolucionan con las emociones del espectador representa un emocionante avance en la intersección entre la tecnología y el arte.

¿Es esto una mera forma de hacer una evolución en el entretenimiento audiovisual o una herramienta para conocernos mejor a nosotros mismos y, al mismo tiempo, que las películas “nos sigan el paso”? ¿Qué sucede con el derecho o la posibilidad a ver algo que no nos gusta? Este tipo de reflexiones son ideales para explorarse en grandes series de la ciencia ficción, como Black Mirror.

De momento, el debate está servido. Una vez más, IA demuestra su capacidad para redefinir cómo experimentamos el cine y, al hacerlo, nos invita a explorar nuevas formas de narrativa y conexión emocional en la pantalla grande.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba