Estás leyendo
Cine e Inteligencia Artificial

Cine e Inteligencia Artificial

¿Imagina una película donde las imágenes, los actores y la música han sido producidos por una Inteligencia Artificial? Alguien lo está intentando. Se trata de Salt, un cortometraje del artista alemán Fabian Stelzer, con el que podemos asomarnos a un mundo en ciernes, en el que los algoritmos participan en la producción cinematográfica.

En Salt se utilizó la plataforma de Inteligencia Artificial GPT3 o Genererative Pre-trained Transfomer, especializada en la creación de textos y de historias. Las voces fueron creadas usando otra iniciativa conocida como Murf,  un generador de voces basado en IA, y las imágenes fueron producidas mediante Midjourney, Stable Diffusion y DALL-E 2, de las que hemos publicado en Inteligencia Artificial Colombia, como en este episodio de nuestro podcast.

Aunque Salt es más experimental que otra cosa, ofrece una buena aproximación del camino que se recorre por estos días en la convergencia entre arte y nuevas tecnologías. Colombia no está ajena a esta búsqueda de nuevas posibilidades narrativas. Una muestra reciente fue presentada en la novena edición de #NarrarElFuturo: Festival de Cine & Nuevos Medios de Bogotá. Un espacio en donde Jorge Caballero, cofundador de la productora Gusano Films y Estocástica, ganador dos veces el premio nacional de documental en Colombia y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, compartió su experiencia. ¿Qué tiene que ver el cine con la Inteligencia Artificial? Actualmente, mucho y sigue en aumento. No solo se trata de una tecnología que permite auxiliar y mejorar procesos productivos que van desde la colorización hasta los efectos especiales, sino que también sirve como una herramienta creativa. “Nosotros utilizamos inteligencia artificial en el cine, de dos maneras: uno a través del análisis de películas para poder segmentar, clasificar fotogramas, organizar materiales de archivo y hacer transcripciones automáticas; y la otra para la generación automática de contenido” explica Caballero.

Con laboratorios en España y Colombia, Gusano Films y Estocástica se han especializado en la creación de obras audiovisuales usando tecnologías digitales e IA. “Hace relativamente poco estrenamos tres películas documentales y todas esas obras tenían, como parte fundamental de sus procesos de creación y de análisis, métodos computacionales vinculados con inteligencia artificial, es decir, el análisis del guion, el análisis semántico de las palabras y la estructura de colorización”, agrega el realizador.

Jorge Caballero, de Gusano Films

En producciones como Síndrome de los quietos y Dora Sena la Inteligencia Artificial se encargó de la organización de las imágenes, los fotogramas en grupos, sin intervención humana. Fue un proyecto experimental que contó con la participación del maestro del documental colombiano Luis Ospina.

Dora Sena, trata de un personaje de ficción creado mediante IA: “Dora Sena”, una supuesta senadora de la República que quiere abrir un espacio de reflexión: ¿Puede una máquina generar proyectos de ley para situaciones distópicas?

Otro uso de la Inteligencia Artificial, destacado por Caballero, fue el análisis de los afiches publicitarios de las obras ganadores de festivales de cine, buscando patrones entre cientos de obras destacadas.

Herramientas de IA

Gracias a la exposición mediática, la Inteligencia Artificial que crea artes está de moda, aunque su potencial verdadero está tal vez en los detalles. En herramientas que ya se están utilizando en la industria fílmica actual. Un ejemplo concreto lo encontramos en ColourLab.Ai. “Piensen en él como el Davinci Resolve de la colorización” explica Caballero. Aquí debemos recordar que Davinci Resolve es uno de los programas de edición estándar para esta disciplina.

Leer también

De hecho, ColourLab se integra con Davinci y su crecimiento es tal, que es utilizado actualmente por gigantes como HBO o Disney+. ColourLab permite que los coloristas humanos seleccionen unos fotogramas y apliquen los patrones de color deseados y, a partir de allí, y gracias al Machine Learning, ColourLab aplicará estos patrones en el resto de la obra.

Otro buen ejemplo lo encontramos en Izotope Neutron, una plataforma capaz de leer los niveles de audio de un proyecto sonoro y copiarlos en cada pista, ahorrando horas de trabajo.  Y muy impresionante es el sistema de doblaje automático Deepdub.ai, capaz de traducir automáticamente, a decenas de idiomas, los diálogos de una película.

La Inteligencia Artificial es una tecnología transversal que está impactando, incluso, la concepción de lo que es arte y lo que significa artista, permitiendo además una democratización en la generación de contenido. Por supuesto, el camino adelante no será tan fácil, pues existe una resistencia al cambio, usual en toda transición tecnológica. “Es verdad que las labores creativas tienen resistencia a la Inteligencia Artificial, porque de alguna manera la creatividad siempre se ha aposentado sobre la lógica del conocimiento humano como algo casi místico. Con lo cual meterle, digamos, procesos estadísticos a eso siempre ha sido algo delicado” advierte Caballero.

Es difícil imaginar un mundo o una actividad humana donde la Inteligencia Artificial no tenga alguna influencia y, quizás, habrá un día en que nuestro director favorito sea un algoritmo.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba