Estás leyendo
Peluches con IA incorporada acompañan a los mayores en Japón

Peluches con IA incorporada acompañan a los mayores en Japón

Foto: Larry Washburn vía Getty Images

Para reducir la ansiedad en algunas residencias en Japón los ancianos cuentan con robots de peluche integrados con IA

A pesar de la discusión sobre sus riesgos, la inteligencia artificial tiene muchas utilidades en el ámbito de la salud. Por ejemplo, puede ayudar en la detección del cáncer o en el descubrimiento de nuevos antibióticos, e incluso en el cuidado de los mayores.

En un esfuerzo por mejorar la calidad de vida de los pacientes con demencia, varias residencias de ancianos en Japón están recurriendo a una solución innovadora: robots de peluche equipados con inteligencia artificial.

Estos adorables compañeros, conocidos como Dai-chan, están diseñados para conversar y ayudar a combatir la ansiedad y los ataques de pánico que a menudo experimentan los residentes.

La idea surgió de una enfermera que trabaja en una de las residencias de ancianos y se enfrenta a la difícil tarea de atender a múltiples residentes a la vez. En un entorno donde el tiempo y los recursos son limitados, Dai-chan se ha convertido en un apoyo invaluable para los ancianos con demencia. Los robots pueden interactuar con los residentes cuando el personal de atención médica está ocupado, brindando una compañía reconfortante y reduciendo la sensación de soledad.

La inteligencia artificial para dinamizar la interacción

A diferencia de los sistemas conversacionales preestablecidos, Dai-chan utiliza inteligencia artificial para mantener conversaciones fluidas y naturales. El robot está programado para detectar las emociones y el nivel de comodidad de los residentes, adaptando sus respuestas y cambiando de tema si es necesario. Esta capacidad de respuesta personalizada ha creado una conexión especial entre los ancianos y los robots de peluche, generando momentos de alegría y alivio emocional.

La residencia The Harmony, que ha implementado con éxito esta iniciativa, optó por desarrollar su propio robot para garantizar una experiencia adaptada a las necesidades de sus residentes con demencia. A diferencia de los robots conversacionales comerciales, Dai-chan se ha personalizado para superar los desafíos específicos de la comunicación en entornos ruidosos y a menudo caóticos.

El equipo de The Harmony contrató por cinco ingenieros especializados en tecnología de la información y ha invertido tiempo y esfuerzo en perfeccionar el diseño y las capacidades de Dai-chan, con un costo de 200 millones de yenes (aproximadamente 1.290.800 euros).

Leer también

Los resultados han sido alentadores. Desde la implementación de Dai-chan en abril, los ancianos con demencia han experimentado mejoras significativas en su bienestar. Según los miembros del personal, los residentes que solían pasar la mayor parte del tiempo solos ahora solicitan la compañía de estos peluches, revelando una faceta nueva y feliz de su personalidad.

A pesar de su éxito, este enfoque no está exento de críticas y desafíos. Algunas voces han planteado preocupaciones éticas y han cuestionado si los robots pueden reemplazar adecuadamente el contacto humano y la atención emocional que los ancianos necesitan. Sin embargo, defensores de la tecnología argumentan que los robots de peluche con inteligencia artificial no pretenden sustituir a los cuidadores humanos, sino complementar sus esfuerzos y proporcionar un apoyo adicional en situaciones donde el tiempo y los recursos son escasos.

A medida que la población mundial envejece y aumenta la demanda de atención de calidad para los ancianos, la inteligencia artificial se está convirtiendo en una herramienta prometedora.

View Comments (2)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 - NEXT MEDIA CONTENT Y PRISA MEDIA CHILE
Todos los derechos reservados

Ir arriba